El papel de las TIC en la gestión de las crisis

Entendemos por crisis los cambios que amenazan con transformar el funcionamiento de una sociedad. Se trata de una definición extremadamente amplia que se ajusta a un concepto igualmente vasto. Entramos en una crisis cuando las condiciones normales se han visto claramente alteradas y las respuestas especializadas ya no se ajustan a la dinámica actual.

La gestión de estas crisis es un asunto complicado, sobre todo porque requiere la participación de muchos actores como las autoridades públicas, los servicios de emergencia, las organizaciones no gubernamentales y la comunidad en general. Todos ellos con responsabilidades específicas en cuanto al análisis, la toma de decisiones y, en última instancia, la gestión de la crisis.

La capacidad que cada actor posea a la hora de planificar, coordinar y comunicar sus esfuerzos siempre repercutirá en la gestión de la crisis. Es comprensible que la comunicación y la coordinación flaqueen ante todo tipo de amenazas, pero ahí es donde han entrado las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las últimas décadas. Las TIC han ofrecido nuevas infraestructuras y aplicaciones técnicas que han demostrado ser respuestas vitales a los retos existentes, pero también han ayudado a establecer nuevas y mejores soluciones para problemas futuros.

Hoy queríamos hablar un poco del papel que han desempeñado las TIC en diferentes situaciones de crisis, profundizando en cómo se benefician algunos actores importantes al utilizar eficazmente las TIC en sus esfuerzos de gestión.

Ayuda a los servicios de emergencia. Este es un buen punto de partida para explicar la utilidad de estas tecnologías. Por ejemplo, los números de teléfono de emergencia. Son vitales no sólo en situaciones de crisis, sino también en circunstancias normales.

A partir de 2021, cerca del 66% de la población mundial posee un teléfono móvil, y los smartphones representan “más de tres cuartas partes de todos los teléfonos móviles que se utilizan hoy en día” Los teléfonos personales han sustituido en gran medida a los teléfonos domésticos, y esta evolución ha ido acompañada de grandes medidas preventivas de emergencia, como las alertas de secuestro de niños (por ejemplo, la Alerta Amber en Estados Unidos) y los mensajes de texto de alertas de amenazas inminentes (por ejemplo, huracanes y terremotos). En el tema de las alertas de amenaza recordamos el terremoto y tsunami de Tōhoku de 2011, donde a pesar del gran número de víctimas, se coincide en que el Sistema de Alerta Temprana de Terremotos de Japón salvó a miles de personas.

Dar voz a la comunidad. El uso de las TIC para hacer frente a los retos de la sociedad es un tema increíblemente importante, pero ahora queremos centrarnos en el uso de las TIC por parte de la comunidad durante la gestión de crisis. Los grandes protagonistas aquí son las redes sociales y la plataforma que ofrecen a la comunidad como medio para potenciar las voces individuales como una sola.

Ya hemos sido testigos de cómo las personas afectadas por las catástrofes naturales han utilizado las redes sociales como medio para buscar y compartir información. Esta información en tiempo real ha sido recogida por los gobiernos y las agencias de respuesta, contribuyendo a coordinar los esfuerzos de ayuda, como se demostró en 2010 durante el terremoto de Haití o en 2013, durante el ciclón tropical Haiyan en Filipinas. A menudo, las redes sociales también han contribuido a la aparición de comunidades de “autoayuda”, que coordinan y responden a las peticiones de ayuda que reciben en línea.

Desarrollo sostenible. Está comprobado que las TIC ofrecen enormes oportunidades, pero sobre todo, sientan las bases para el desarrollo económico, político y social. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados por todos los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015, definen las prioridades y los objetivos para 2030 y pretenden movilizar los esfuerzos mundiales en torno a un conjunto común de objetivos, desde acabar con la pobreza hasta garantizar el acceso universal a los servicios básicos. Lo emocionante de este viaje es que cada uno de los objetivos puede tener un impacto positivo gracias a las TIC, a pesar de que ninguno de ellos se refiera específicamente a estas tecnologías.

Según António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, “el impacto y las implicaciones de la revolución digital son cada vez más evidentes” y son fundamentales para la consecución de los ODS. Teniendo esto en cuenta, es importante señalar que la mitad de la población mundial sigue sin estar conectada, y el acceso y uso de las TIC sigue estando distribuido de forma desigual. Las innovaciones que se dirigen a la crisis de la pobreza, como el uso por parte de los agricultores de “imágenes por satélite para supervisar el uso de la tierra, la escasez de agua y los cambios en los patrones climáticos”, sólo serán fructíferas cuando se haya logrado superar la brecha digital.

Esta es la gestión a largo plazo, pero también es tan importante como las medidas preventivas que también se presentan.

Adaptarse a los retos. La actual pandemia mundial puso de manifiesto la importancia de las redes de telecomunicaciones y la infraestructura digital del mundo. Actuando como columna vertebral de la comunicación, estas permitieron a los trabajadores sanitarios y a otros servicios esenciales permanecer conectados, pero a partir de ahora son vitales para preparar el escenario para la vuelta a la “nueva normalidad”.

A pesar de ser uno de los menos afectados a nivel mundial, el sector de las TIC ha registrado bastantes pérdidas significativas. A pesar de ello, las últimas predicciones informan de un crecimiento constante en 2021, en lo que podría describirse como un punto de inflexión, ya que las empresas tecnológicas responden a los retos de la pandemia y a las llamadas de las organizaciones que buscan seguir siendo competitivas en un mundo cada vez más digital.

Es interesante pensar en lo que le espera a las TIC, ya que estamos en medio de un momento tan crucial para el sector. ¿Los retos actuales reforzarán el poder de estas tecnologías? ¿A qué innovaciones en la gestión de crisis asistiremos?

En Armilar nos hemos propuesto arrojar luz sobre las ventajas del uso de la tecnología adecuada, y sobre cómo las empresas pueden aprovechar estas ventajas. Hemos hecho de esto nuestra misión porque creemos firmemente en el poder de la tecnología y la innovación. Si entendemos lo que estas tecnologías significan para nosotros y para el mundo, podremos utilizarlas mejor en nuestro beneficio.

Covid, Crisis, TIC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTÁCTANOS

  • (+34) 900 823 900

  • informacion@armilar.biz

NEWSLETTER

© Armilar 2021. All Rights Reserved.